Estas son las habilidades que debes adquirir para encontrar un mejor empleo

Para ser competitivo en el mundo laboral actual, no basta con ser especialista en algo. Todo esto debe ir acompañado de una sabiduría decente en varias habilidades y capacidades.

Esto quiere decir que más allá de las titulaciones, son muchas las aptitudes que los jefes valoran a la hora de contratar a determinado trabajador. Para evitarte males comunes, hemos querido reseñar algunas de las habilidades que debes tener para encontrar un mejor empleo en el corto plazo. O un empleo, en caso de que no tengas actualmente.

Comunicación efectiva

Gran parte de las jornadas laborales se basan en la comunicación. Con los clientes, con los compañeros, con los superiores.

Por eso, los jefes valoran positivamente que sepas comunicarte con efectividad, pero también con eficiencia, obviando comunicaciones que son intrascendentes y promoviendo una comunicación fluida en todos los sectores que abarca la compañía de la que formarás parte.

A esto debes adicionarle el hecho de combinar todo con el uso de aplicaciones de mensajería instantánea, el buen uso del correo electrónico, y a no abusar de las llamadas telefónicas. Aunque, claro está, es posible que los superiores no cumplan con esto.

Análisis de datos

En las empresas actuales, sin hacer ninguna diferenciación de tamaño, el volumen de datos que se maneja es demasiado grande.

Por eso, un trabajador cualquiera debe estar capacitado para analizar datos, de acuerdo a las funciones que realice dentro de su compañía.

Todo esto, con la ayuda de programas informáticos especializados, muchas hojas de Excel, y conocimientos varios de administración, gerencia de proyectos y demás.

Capacidad para influir (vender)

Una capacidad muy valorada, sobre todo en las empresas con plantillas cortas. No hay que decir que las empresas viven de  lo que venden, sean productos o servicios. Esto lo sabemos de memoria.

Por tanto, cualquier empresa valorará positivamente que sus trabajadores tengan lo que hace falta para influir sobre los demás. Es decir, la capacidad de persuasión para lograr captar más ventas, más ingresos, y posiblemente mejores puestos de trabajo en el corto plazo.

Dicho lo anterior, queda claro que el ecosistema laboral ha cambiado, y la tecnología, el marketing y las ventas son los líderes en cuanto a las capacidades que necesita un trabajador moderno.